Joven se autosecuestra para pagar deuda de prostíbulo en Colombia

Esta insólita historia comenzó el pasado martes 31 de enero cuando Harold Santiago Osorio Garzón, de 23 años, acumuló una deuda de 11 millones de pesos (unos 3,800 dólares) por las botellas de licor y mujeres que pidió en un prostíbulo de Medellín (Colombia), informó la fiscalía. El joven habitante de la Comuna de Belén no tuvo como pagar dicha suma, por lo que decidió autosecuestrarse y así poder solicitar $15 millones, para que le dejaran en "libertad".

Tres días después la mujer recibió un mensaje de Whatsapp en el que le exigían 15 millones de pesos a cambio de devolverle el carro y liberar a su empleado.

El hombre llegó al lugar acompañado de tres hombres y, tras entregar el auto y recibir la suma de dinero, salió del lugar corriendo.

La mujer de 38 años denunció los hechos ante el Gaula y tras acordar un encuentro entre los extorsionistas y la víctima se logró la captura en el momento en que la mujer supuestamente iba a entregar el dinero.

Las investigaciónes aclararón que Osorio Garzón nunca estuvo cautivo y que, desde su presunta desaparición, estuvo en un prostíbulo del occidente de Medellín.

Además, se reveló que Harold Osorio Garzón había dejado el auto que alquilaba para trabajar como chofer privado como "prenda de garantía" del pago de la deuda y que le fue prestado para ir a recoger el dinero del supuesto rescate que pretendía obtener de la propietaria del vehículo.

Las autoridades señalaron que "los capturados fueron dejados a disposición de la autoridad competente por los delitos de extorsión y secuestro donde el que supuestamente estaba secuestrado quedo con medida de aseguramiento".

También se pudo establecer que los tres hombres, supuestos secuestradores, eran empleados del burdel y no se les imputó cargos, mientras que el joven involucrado no aceptó el cargo por tentativa de extorsión agravada que le imputó la Fiscalía General de la Nación.

  • Juana Mckenzie