Nota crediticia de México está en riesgo ante medidas punitivas de Trump

El gobierno de Donald Trump representa un riesgo para las condiciones económicas mundiales y para los grados de deuda soberana en el mundo, sobre todo para los países estrechamente vinculados con Estados Unidos, apuntó la calificadora Fitch Ratings.

En un comunicado emitido en Londres, Inglaterra, James McCormack, Managing Director, Sovereigns, señala que los riesgos primarios a los créditos soberanos incluyen la posibilidad de cambios disruptivos en las relaciones comerciales, la disminución los flujos internacionales de capital, los límites sobre la migración que afectan las remesas y la confrontación de intercambios entre los hacedores de políticas, todo lo cual contribuyen a la volatilidad de otros mercados financieros.

La materialización de esos riesgos afectaría el crecimiento económico y añadiría presión a las finanzas públicas de los países, comentó.

Para la calificadora, existen algunos elementos de la agenda económica de Trump que podrían ser positivos para el crecimiento, como la necesaria inversión en infraestructura, la reducción regulatoria y la posibilidad de rebajas de impuestos. "Aumentos en los costos del financiamiento o una menor oferta de los mismos, particularmente si estos vienen acompañados de depreciaciones de la moneda, podrían también afectar a las calificaciones", dijo Fitch. En pocas palabras, mucho puede cambiar, pero el tono agresivo de la retórica de la administración estadunidense no presagia un fácil periodo de negociación ni sugiere que haya mucho margen para el compromiso, aseguró.

Enumeró que Trump abandonó el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), confirmó que renegociará el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con México y Canadá, y amenazó con sanciones a compañías estadounidenses que inviertan en el extranjero sólo en sus primeras semanas en la Casa Blanca.

"Canadá, China, Alemania, Japón y México han sido identificados explícitamente por la Administración Trump de tener acuerdos comerciales o políticas de tipo de cambio que requieren modificaciones", señaló Fitch.

"Nuestra revisión de la perspectiva de la calificación 'BBB+' de México a 'negativa' en diciembre reflejaba en parte la creciente incertidumbre económica y la volatilidad en los precios tras la elección de Estados Unidos", dijo la firma.

Los controles migratorios más severos y las deportaciones que realizará el Gobierno estadounidense podrían tener efectos significativos en los flujos de remesas, principalmente aquellas dirigidas hacia México y Centroamérica, agregó Fitch. Las naciones con el mayor volumen de inversión estadunidense en manufactura son Canadá, Reino Unido, Países Bajos, México, Alemania, China y Brasil, mencionó Fitch.

  • Juana Mckenzie