Yellen planta cara a Trump y le pide un plan fiscal "sostenible"

- El peso inició la jornada de este martes en terreno positivo previo a la comparecencia de la presidenta de la Fed, Janet Yellen, en el Senado de Estados Unidos, donde se espera que ofrezca pistas sobre la política monetaria estadunidense en el corto plazo.

"En nuestras próximas reuniones, el comité evaluará si el empleo y la inflación continúan evolucionando en línea con estas expectativas, en cuyo caso probablemente será apropiado aplicar otro ajuste de la tasa de fondos federales", sostuvo.

En estos momentos, la tasa de referencia se encuentra en un rango de entre 0.50 y 0.75 por ciento, pero se prevén tres ajustes para este año, lo que podría elevarla hasta 1.50 por ciento.

En tanto, el índice dólar retrocedía un 0,1%, luego de la renuncia del asesor de Seguridad Nacional estadounidense, en medio de reportes que indicaron que Flynn había discutido con el embajador ruso sobre el tema de las sanciones de Estados Unidos a Rusia antes de que el presidente Donald Trump asumiera el poder.

Trump ha anunciado, sin ofrecer detalles específicos, un agresivo plan de estímulo fiscal a través de la rebaja de impuestos y una multimillonaria inversión en infraestructura y defensa que los analistas temen pueda generar mayor endeudamiento público y pueda forzar al banco central a acelerar su ritmo de ajuste.

"Esperar demasiado para desactivar la política monetaria expansiva podría ser imprudente", dijo la jefa de la Fed.

Yellen fue preguntada por el control de migratorio y la marcha atrás a la reforma del sistema financiero. Yellen señaló que los bancos son ahora más seguros que antes de la crisis de 2008 y el flujo de crédito ha regresado.

Y aunque precisó que "aún es pronto" para valorar los planes, deseó que "estos cambios en política fiscal sean consecuentes con poner las cuentas públicas en una trayectoria sostenible".

La misiva, vista por Reuters, fue en respuesta al miembro republicano de la Cámara de Representantes Patrick McHenry, quien solicitó que se detengan las negociaciones internacionales en las primeras etapas de la presidencia de Donald Trump.

  • Juana Mckenzie