Día Internacional del Niño Enfermo con Cáncer

La explanada del Hospital Infantil "Eva Sámano de López Mateos" se convirtió en sede del evento en el que los pequeños pacientes disfrutaron de un ambiente festivo en reconocimiento a su lucha y entereza, que se hizo extensivo a los padres que nunca dejan de alentar a sus hijos.

A fin de crear conciencia sobre el cáncer en los niños y expresar apoyo hacia los menores de edad que tienen esta enfermedad y a los que sobrevivieron a ella, el 15 de febrero se conmemora el Día Internacional del Cáncer Infantil.

Durante la mañana trabajaron en el hospital Público Materno Infantil entregando folletería y lazos dorados, "que simbolizan a los niños enfermos con cáncer por su fortaleza y resistencia al tratamiento", contó.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la leucemia representa alrededor de una tercera parte de todos los cánceres infantiles, mientras que los otros más comunes son los linfomas y los tumores del sistema nervioso central.

Algunas señales de alerta que puede presentar un niño es fiebre recurrente que no se quita con medicamentos tradicionales, palidez, pérdida de peso o pelotitas en el cuerpo que no se quitan.

"La alimentación y el ejercicio es importante, pero también el control del niño sano". Es una enfermedad real, que existe, pero que afortunadamente, diagnosticada a tiempo puede superarse hasta en el 80% de los casos.

Mencionó que, el 55 por ciento de los tipos de cáncer infantil que se detectan son leucemias, es decir afectaciones en la médula ósea originadas por el incremento descontrolado de leucocitos, una anormalidad en la sangre que afecta todo el organismo.

Explicó que los pacientes menores de 18 años de edad reciben financiamiento del tratamiento en su totalidad, incluidos estudios de gabinete, quimioterapias y hospitalización.

Esto debido a que las papas fritas que han sido cocinadas con aceite reutilizado comienza a descomponerse al quemarse y genera una sustancia altamente nociva para la salud, situación que acontece de la misma forma con la carne asada, ya que la grasa se mezcla con el carbón y genera una sustancia tóxica que se pega a la carne.

  • Brenda Erickson