Las tropas sirias, muy cerca de Palmira

Militares rusos disponen de pruebas de que el Estado Islámico ha destrozado edificios históricos en la antigua ciudad siria de Palmira, según un comunicado del Departamento de Información y Medios de Comunicación del Ministerio de Defensa de Rusia.

Topógrafos rusos y arqueólogos del Instituto de Cultura Material e Historia de la Academia Rusa de Ciencias trabajaron con el Ministerio de Defensa para realizar un sondeo fotográfico del lugar, obteniendo modelos métricos en 3D de alta definición del terreno y de los objetos arquitectónicos, los cuales muestran un mayor detalle que las fotos satelitales actuales, dice el comunicado.

Los terroristas -explicó- destruyen los monumentos en represalia por los avances del Ejército sirio. Además puntualizó que los soldados sirios recuperaron el control de una área de 22 kilómetros cuadrados en los suburbios de Palmira y liberaron varias localidades.

El ente informa que los aparatos no tripulados rusos detectaron un movimiento de camiones de los yihadistas en Palmira, mientras que las tropas gubernamentales sirias van avanzando hacia la ciudad. La entidad subrayó que desde el 7 de febrero "las fuerzas sirias liberaron 805 kilómetros cuadrados en la gobernación de Homs".

Rusia difundió el lunes imágenes de drones que muestran nuevos daños en la antigua cuidad de Palmira, en Siria, que fue recapturada recientemente por el grupo Estado Islámico, y advirtió que los milicianos podrían estar planeando la demolición de más antigüedades.

Videos e imágenes de un vehículo no tripulado ruso (UVA, por sus siglas en inglés) muestra el aumento en el movimiento de los camiones de ISIS en la zona, enseñando "la intención de ISIS de traer explosivos es para causar el máximo daño posible a los monumentos".

En agosto de 2015, ISIS decapitó a Khaled al-As'ad, un profesor universitario y antiguo director general de antigüedades y museos de Palmira.

Palmira, uno de los seis lugares de Siria declarados Patrimonio Mundial por la Unesco, cayó en manos de los terroristas de Daesh (grupo Estado Islámico proscrito en Rusia) en mayo de 2015.

  • Lola Watson