Michel Temer se mudó de palacio presidencial por "fantasmas"

El presidente de Brasil, Michel Temer, fue blanco de burlas por una entrevista en la que decía que decidió mudarse de su residencia oficial, el Palacio da Alvorada, debido a la "mala energía" y hasta a los "fantasmas" del lugar.

Los soldados que vigilan el Palacio han mencionado que sienten que hay presencia de fantasmas y que escuchan ruidos durante las noches.

Temer dejó a comienzos de mes el Palacio, sólo 11 días después de haberse mudado con su esposa Marcela y su hijo Michelzinho, tras varios meses de reformas, informó DPA. La energía no era buena. Marcela (Temer) sintió lo mismo. "Sólo a Michelzinho, que se la pasaba corriendo de un lado al otro, le gustó", confesó el mandatario, que esta semana provocó polémica por unas declaraciones sobre el papel de las mujeres en la economía. "Los fantasmas de la democracia no te dejarán dormir nunca más", escribió hoy un usuario en Twitter, en alusión a la controvertida llegada al poder de Temer el año pasado, tras la destitución de la ex presidenta Dilma Rousseff. Kubitschek fue quien comandó el proyecto para la construcción del Palacio junto al arquitecto Oscar Niemeyer, en 1958, en lo que fue una de las primeras construcciones en Brasilia.

Después de especulaciones en la prensa sobre el repentino cambio de residencia, el presidente despejó los interrogantes en una entrevista publicada anteayer por la revista Veja, en la que dijo que, aunque la Alvorada es "muy amplia y bonita", Jaburú es más acogedor y su familia está más acostumbrada a él.

  • Lola Watson