EU acusa a dos espías rusos de hackeo a Yahoo

Cuatro personas, entre ellas dos oficiales de los cuerpos de seguridad de Rusia, serán acusadas por Estados Unidos por un masivo robo de datos de Yahoo, informó el miércoles una fuente judicial a The Associated Press.

Los fiscales federales alegan que los hombres robaron "unos 500 millones de cuentas y luego utilizaron parte de esa información robada para obtener acceso no autorizado al contenido de las cuentas de Yahoo, Google y otros proveedores de correo web".

El FBI informó que uno de los acusados, Karim Baratov, fue detenido en Canadá.

Dos de los inculpados son espías del FSB, heredero de la KGB, Dmitri Dokuchaiev e Igor Sushchin, a quienes se les atribuye haber "protegido, dirigido, facilitado y pagado a piratas informáticos para recolectar informaciones a través de la intrusión informática en Estados Unidos y otras partes".

Michel Temer se mudó de palacio presidencial por "fantasmas"
Los soldados que vigilan el Palacio han mencionado que sienten que hay presencia de fantasmas y que escuchan ruidos durante las noches .

Problemas de metabolismo dejan fuera a Götze el resto de la temporada
Jugó en el Dortmund de 2009 a 2013, luego pasó al Bayern Munich de 2013 a 2016, y regresó al Dortmund el año pasado. Borussia Dortmund ha anunciado la baja del futbolista por un trastorno metabólico.

Impidieron a Lilian Tintori ingresar a Ecuador
Sostienen, como ellos lo llaman, 'el Socialismo del Siglo XXI', que para mi es la dictadura del siglo XXI. Cuando hablamos de derechos humanos no existen fronteras.

El ataque en 2014, indicó el Departamento de Justicia comprometió no sólo el correo electrónico de Yahoo, sino también información de Flickr, Tumblr y otras aplicaciones de la empresa.

Se trata de la primera vez que en EE.UU.se le imputan cargos criminales cibernéticos a funcionarios del gobierno ruso, en este caso, dos agentes del Servicio de Seguridad Federal (FSB) ruso, la principal agencia de seguridad de ese país, de raigambre militar.

Los cargos anunciados hoy no están relacionados con el ataque que sufrió el año pasado el Comité Nacional Demócrata (DNC, en inglés) y tampoco tienen conexión con la investigación del FBI sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones para favorecer al hoy presidente Donald Trump, y perjudicar a su contrincante, Hillary Clinton.

Hacking, fraude telefónico, robo de secretos comerciales y espionaje económico son los delitos en que habrían incurrido los acusados. Según las autoridades estadounidenses, Dokuchaev y Sushchin contrataron a Alexsey Belan y Karim Baratov para realizar la invasión, que se descubrió el año pasado.

  • Juana Mckenzie