Michel Temer se mudó del palacio presidencial "por miedo a los fantasmas"

No conseguía dormir, desde la primera noche.

El tema es que estos dichos de Temer, en una entrevista a la revista Veja, lo convirtieron en blanco de burlas de todo tipo por parte de sus opositores, que no son pocos en estos tiempos revueltos que vive la política de Brasil.

El presidente admitió en una entrevista que en la residencia había "mala energía".

Sin embargo, después de que acabara la reforma, algo ocurrió en el palacio presidencial, obligando a Temer a mudarse a principios de marzo al Palacio Jaburú, la residencia oficial de la vicepresidencia, donde vive desde 2011, cuando fue elegido como número dos de su antigua aliada, Dilma Rousseff. Marcela sintió lo mismo. Solo a Michelzinho (su hijo), que se la pasaba corriendo de un lado al otro, le gustó.

PM británica descarta nuevo referéndum sobre independencia escocesa antes de Brexit
La intervención de Brown podrías ser importante porque él ayudó a persuadir a los electores escoceses a rechazar la independencia en el referendo de 2014.

Urge servicios médicos en la zona poniente de Morelia
El presidente Enrique Peña Nieto destacó que durante estos últimos meses se ha hablado de la unidad nacional, donde la Cruz Roja Mexicana es un referente de ello.

Sebastián Dávalos queda fuera del Caso Caval luego que fiscal descartara formalización
De cerrarse, la indagatoria pasaría a las siguientes etapas de acusaciones y juicio oral. "Estoy muy tranquilo y tengo argumentos suficientes".

Al ser preguntada por las palabras de Temer Rousseff, que se encuentra en Portugal, aseguró: "Viví allí y nunca hubo nada de eso, nunca vi ningún fantasma", explicó a Folha de São Paulo la mandataria. "Llegamos a pensar, ¿habrá fantasmas aquí?".

Temer dejó a comienzos de mes el Palacio, sólo 11 días después de haberse mudado con su esposa Marcela y su hijo Michelzinho, tras varios meses de reformas. El mandatario Michel Temer y su esposa Marcela decidieron abandonar el inmueble y trasladarse a la vivienda tradicional del vicepresidente del gobierno, debido a las "malas vibraciones" y a los "fantasmas" que hacían insostenible su estadía, según informó el diario británico Daily Mai.

Además del Palacio da Alvorada, el arquitecto Niemeyer diseñó el Palacio do Jaburu y también la sede oficial de Gobierno en Brasilia, llamada Palacio de Planalto, además del famoso Museo de arte Contemporáneo, que está en Niterroi, frente a Río de Janeiro. En la actualidad hay 72 empleados en el palacio, incluyendo secretarios, ayudantes, camareros, cocineros, médicos y personal de seguridad. Algunos dicen que los soldados que vigilan el monumento escuchan extraños ruidos por la noche y tienen encuentros sobrenaturales.

  • Juana Mckenzie