Avalancha deja al menos 15 muertos en Colombia

Cuando el presidente Juan Manuel Santos comenzaba su tercera visita a Mocoa este lunes para acompañar a los sobrevivientes de la avalancha, recibió una inesperada llamada de los Estados Unidos. Un total de 17 barrios pertenecientes a Mocoa, capital del sureño Putumayo, resultaron asolados por los aludes que arrastraron piedras, árboles, casas y todo cuanto encontraron a su paso.

"Hemos declarado en el Consejo de Ministros la emergencia económica, social y ecológica para efectuar modificaciones y traslados presupuestales y adoptar todas las medidas necesarias para atender la emergencia", añadió.

"Hoy en el Consejo de Ministros hemos tomado una serie de decisiones".

Asimismo, encargó a su ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, como gerente de la reconstrucción de Mocoa.

Finalmente, el Jefe del Estado anunció la construcción de un nuevo acueducto y un nuevo hospital para la ciudad de Mocoa.

"Tenemos que darle ánimo a Mocoa y al Putumayo, para que este desastre nos permita mirar al futuro con más optimismo".

"Estoy profundamente apenado por la tragedia que golpeó Colombia, donde una gigantesca avalancha de barro en la localidad de Mocoa dejó numerosos muertos y heridos", dijo Francisco durante una misa en Capri (norte de Italia), en ocasión de la restauración de una iglesia dañada por un terremoto en 2012.

El mandatario dijo que en las últimas horas se entregaron 2.000 despensas, 2.000 juegos de cocina, 2.300 paquetes de aseo, 7.000 cobijas y 6.000 colchonetas y que la energía en el parque central de la ciudad ya fue restablecido.

Santos también precisó que se está diseñando un plan de abastecimiento de combustible para el funcionamiento de las plantas.

"En materia de comunicaciones, la telefonía móvil está funcionando. Ya se está trabajando para su reparación", indicó.

  • Jerald Jones