Inicia operativo para evitar abusos a consumidores en Semana Santa

Tan sólo de enero a marzo de este año, se inspeccionaron 2 mil 74 gasolineras en el país "para garantizar el despacho de litros completos", por lo que encontraron irregularidades en 796 casos.

Esta proporción fue mayor al 30.1 por ciento de las estaciones que presentaron este tipo de irregularidades al cierre de todo 2016, de acuerdo con información obtenida vía Transparencia.

En 2015, se llevaron a cabo un poco menos de 3 mil inspecciones y se encontró que 43 por ciento no servía los litros correctamente.

"A partir del 15 de junio Tamaulipas entra en una flexibilización de los precios del mercado y bueno prácticamente van a entrar otras empresas gasolineras, Profeco va a tener mucha verificación en todas las empresas", agregó Martínez Castañón.

“No tengo datos específicos de los operativos, los operativos de gasolina los encabezan las oficinas centrales de la Procuraduría, los datos finales los tendremos en dos o tres semanas más”, aseguró el delegado de la Profeco tras recordar que el año pasado fueron 110 visitas de verificación las que en total hicieron.

Cuando una estación de servicios tiene alguna irregularidad, se procede a inmovilizar todo el equipo como una medida de precaución, mismas que permanecen hasta que se haya comprobado el cese de las mismas prácticas ante el personal de Profeco, para que se pueda volver a operar con el mismo equipo.

Al menos cuatro de cada diez gasolineras en el país no dan litros completos.

Por entidad, entre enero y febrero de este año las estaciones en el Estado de México fueron las más sancionadas con 86 irregularidades, aunque esto también se debe a que es en esa localidad, en la que hay el mayor número de gasolineras en todo el país con casi mil franquicias Pemex.

Durante un recorrido por el embarcadero Nuevo Nativitas, en Xochimilco, una de las zonas turísticas más importantes de la Ciudad de México, el Procurador en funciones dialogó con los usuarios de las tradicionales trajineras y también escuhó las inquietudes de los prestadores de servicios en el lugar, considerado como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

  • Brenda Erickson