Luis Enrique: "Veré el derbi si no me duermo la siesta".

Luego del empate entre madrileños en el Bernabéu, Barcelona tiene la clara posibilidad de colocarse al mismo nivel que Real Madrid en la cima de la clasificación española. Mientras que Messi se quedó con las ganas, por esta vez, de convertir su gol número 500 en el club catalán.

El conjunto que dirige Luis Enrique se vio sobrepasado durante varios pasajes del encuentro, frente a un inteligente cuadro local que supo aprovechar sus ocasiones en La Rosaleda para frenar a los catalanes.

"Es un equipo que ha cambiado de entrenador con lo que eso significa. Es evidente que los duelos directos pueden ser determinantes pero la liga pasa por Málaga", insistió el 'Lucho', quien, sin embargo, sí considera capacitado a su equipo para ganar los ocho partidos de Liga que faltan hasta final de temporada.

Los de José Miguel González 'Michel' reciben así al todopoderoso Barcelona en una situación de relativa tranquilidad tras el balón de oxígeno que recibieron en 'El Molinón' en forma de tres puntos para alejar el fantasma del descenso.

Barcelona, con los argentinos Lionel Messi y Javier Mascherano de titulares, cayó hoy en su visita a Málaga por 2-0 y desperdició la chance de alcanzar en la punta a Real Madrid, que empató 1-1 ante Atlético, en el clásico de la capital española, en la continuidad de la 31ra. fecha de la Liga de fútbol de ese país.

En medio, la próxima semana, blancos y azulgrana también afrontarán sus duelos de Liga de Campeones, ante Bayern de Múnich y Juventus de Turín, respectivamente.

"Son dos competiciones diferentes más allá del puzzle que tenga que hacer para afrontar todas las competiciones con garantías".

  • Erica Roy