Galaxy S8 y S8 Plus llegarán al país en mayo

En esta octava generación del Galaxy, el fabricante surcoreano presentó un celular con diseño similar a las versiones Edge, pero sin el tradicional botón de home que antes se ubicaba en la parte inferior de la pantalla.

Como ya lo mencionamos, viene en dos versiones por su tamaño, el S8 en 5.8 pulgadas y el S8+ en 6.2 pulgadas. Los Galaxy S8 y Galaxy S8 Plus lucen bastante largos gracias a su nueva relación de aspecto de 18:2, que ofrecerá una experiencia de vídeo más profunda y habrá más espacio para la multitarea.

Su pantalla súper AMOLED tiene una resolución de 1440 x 2960 pixeles y está recubierta con Gorilla Glass 5, que la hace resistente a los golpes. En tanto, el botón de inicio ahora es "invisible" ya que para tener más espacio en la pantalla, lo hicieron virtual.

Tendrá los colores Midnight Black, Orchid Gray, Arctic Silver, Coral Blue y Maple Gold. Cabe destacar que ambos modelos también son resistentes al agua. En cuanto al almacenamiento, ambos terminales tienen opción de 64 GB con ranura para microSD aunque el G6 también llega con opción de 32 GB.

El directivo agregó que el Galaxy S8 es el primer teléfono en utilizar un procesador de 10 nanómetros, "que permite mejorar la vida de la batería hasta en 20 por ciento, además de ayudar a que su funcionamiento sea más rápido".

Las cámaras de los S8 varían ligeramente de aquellas que tenían los S7. Además, cuenta con una cámara posterior de 12MP de sensor Dual Pixel y una frontal de 8MP con autofocus. Sin entrar en muchos detalles, durante la presentación del teléfono el vicepresidente de producto de Samsung dijo que las baterías del S8 habían pasado por una prueba de seguridad rigurosa.

El S8 está equipado con una batería de tres mil mAh mientras que el S8 Plus tiene una de tres mil 500 mAh, la misma capacidad que tenía el Note 7.

También se presentó el dock Samsung DeX, con el que se podrá conectar al Galaxy S8 o Galaxy S8+ a un monitor para visualizar en el mismo las aplicaciones que estemos ejecutando en desde el celular.

Este botón "invisible" pudo haber incluido el lector de huellas, pero según un reporte de The Investor en marzo Samsung tuvo que abandonar la idea porque la compañía Synaptics no tuvo el tiempo suficiente para desarrollar el sistema adecuado para lograrlo.

  • Tonya Love