Trump: "Estamos enviando una armada muy poderosa" a Corea del Norte

El grupo aeronaval estadounidense, que incluye un supertransportador de aviones USS Carl Vinson, dos destructores de misiles guiados y un crucero de misiles guiados, canceló un paro programado en Australia y puso rumbo al Océano Pacífico occidental desde Singapur, en una demostración de fuerza ante las crecientes amenazas del régimen norcoreano.

Todo un desafío a las sanciones económicas internacionales por sus repetidas pruebas de misiles y nucleares que no han conseguido que la capital del régimen norcoreano esté experimentando una sorprendente renovación que está transformando su antiguo aspecto soviético. Pyongyang ve las maniobras anuales como un ensayo para una invasión, mientras que el lanzamiento de misiles de largo alcance norcoreanos es una violación a resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas.

El presidente estadounidense Donald Trump publicó, en su cuenta de Twitter, que Corea del Norte se está "buscando problemas".

"Tengo gran confianza en que China se ocupará muy bien de Corea del Norte", escribió. "Es por eso. No es la RDPC, sino Estados Unidos y Trump quien genera problemas".

Las autoridades han pedido a los periodistas extranjeros que visitan Corea del Norte prepararse para un "evento grande e importante" el jueves, aunque no había indicios de que la alerta esté directamente relacionada con las tensiones en la región en torno al programa de armas nucleares del hermético país asiático.

Además, el gobierno dictatorial de Kim Jong-un también amenazó a los norte-americanos, afirmando que su "fuerte y revolucionario ejército" está atento a cada movimiento del "enemigo", y tiene su aparato nuclear centrado tanto en la fuerza invasora de los Estados Unidos localizada en el Océano Pacífico como en el propio continente americano.

Todo este escenario ha sembrado también una paulatina inquietud en Corea del Sur, donde el gobierno insistió hoy en que no se producirá una acción militar unilateral de Estados Unidos contra Corea del Norte.

El régimen norcoreano podría aprovechar, según numerosos observadores, el 105 aniversario del nacimiento de Kim Il-Sung, el primer dirigente del país, el sábado, para lanzar un nuevo disparo de misil balístico o incluso su sexto ensayo nuclear, ambos prohibidos por la comunidad internacional.

No obstante, abogó por solucionar la disputa por "la vía política", una semana después de que Trump lanzara un ataque aéreo en Siria contra el régimen de Bachar al Asad, al que culpa del ataque con productos químicos perpetrado en el norte del país la semana pasada.

En una conferencia de prensa ayer en Washington, el republicano aseguró que le dijo a Xi que la mejor forma de tener "una buena relación comercial" con Estados Unidos es "apoyarlo" en el conflicto con Corea del Norte.

  • Juana Mckenzie