Aaron Hernández recibe exoneración por acusación de asesinato

Hernández permanecerá sin embargo en la cárcel debido a que hace dos años fue condenado a cadena perpetua sin posibilidad de fianza por el asesinato en 2013 del jugador semi profesional de futbol americano, Odin Lloyd. El jurado halló inocente a Hernández del cargo de asesinato en primer grado por las muertes de Daniel de Abreu y Safiro Furtado. Hernandez, ex estrella de la NFL, pasará el resto de su vida tras las rejas por un asesinato (AP) Los fiscales dijeron que Hernández disparó al vehículo donde viajaban las víctimas porque sintió que le faltaron el respeto cuando uno de los hombres chocó con él y le derramó el trago en una discoteca en Boston.

La defensa culpó a Alexander Bradley, un amigo de Hernández que lo acompañaba esa noche.

Hernández fue acusado de matar a tiros a Abreu y Furtado en 2012.

El exjugador, que unas seis semanas después de la muerte de Abreu y Furtado firmó un contrato por seis años y 40 millones de dólares para permanecer con los Patriots, lanzó una mirada de aprobación a su prometida Shayanna Jenkins, una vez que se emitió el veredicto, un día después de que Hernandez dejara al descubierto sus emociones con la visita de su hija de cuatro años de edad en el tribunal, a quien le mandó un beso.

La exfigura de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) se enfrentaba a un total de ocho cargos por los homicidios de Boston, entre ellos dos de asesinato y tres de asalto armado, pero solo fue declarado culpable de uno, la posesión ilegal de un arma de fuego.

Además, Bradley también acusó a Hernández de dispararle en el rostro meses después de hacer un comentario sobre el tiroteo previo. El hombre sobrevivió al disparo, aunque perdió el ojo derecho.

Hernández ha pedido un nuevo juicio por el caso del homicidio de Odin Lloyd, con el que se truncó su carrera futbolística en junio de 2013, cuando fue arrestado.

  • Erica Roy