Tiene 8 años, quería una hamburguesa y manejó para comprarla

Así manejó por más dos kilómetros a través del pueblo de East Palestine y al llegar al autoservicio de un McDonald's, hacer su orden e intentar pagar con dinero de su alcancía fue descubierto.

El menor fue en compañía de su hermana de 4 años al McDonald's más cercano en el coche.

.

Según testigos, que reportaron el hecho cuando vieron al menor manejando, el niño obedeció las leyes del tráfico, paró en los semáforos y se mantuvo en el límite de velocidad.

Cuando el empleado de un McDonald's en Ohio se acercó a la ventanilla del Drive Thru para atender al siguiente cliente, creyó que se trataba de una broma, pero luego de fijarse más de una vez, se dio cuenta que efectivamente, el auto era conducido por un niño de ocho años.

Misionero antioqueño asesinado en Venezuela no será repatriado
Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas aprehendieron este 11 de abril a los jóvenes y los pusieron a la orden del Ministerio Público.

San Lorenzo empató en Chile y complicó su futuro copero
De un saque lateral que buscó a Silva provino el rebote que le cayó a Fuenzalida, quien remató un poco a lo que saliera. Universidad Católica tuvo la fortuna de encontrar la igualdad apenas comenzada la segunda etapa.

Bajo pesquisa muerte de primera jueza musulmana de EE.UU
Fue encontrada muerta la primera mujer afroamericana musulmana jueza de Estados Unidos, informaron fuentes policiales. Su cuerpo flotaba en el río Hudson , en Nueva York, cuando las autoridades recibieron una llamada de alerta.

El papá se había ido a la cama y la mamá se quedó dormida en el sillón con los chicos.

"No tocó una sola cosa de camino al restaurante".

"Los trabajadores creyeron que los padres estaban en el asiento trasero, pero obviamente no estaban", dijo el oficial Jacob Koehler al periódico Weirton Daily Times. Los niños también fueron descubiertos por un amigo de la familia que notificó a sus abuelos, que se dirigieron al restaurante para llevarlos a casa. La Policía llegó, pero no antes de que los niños pudieran terminar su hamburguesa con queso y nuggets de pollo.

Luego, los padres retiraron a los niños de la dependencia policial y nadie levantó cargos.

  • Jerald Jones