Corea del Norte lanza misil sin éxito

"Será el mayor de los errores de cálculo, si Estados Unidos nos trata como a Irak y Libia, que viven destinos miserables como víctimas de agresión, y Siria, que no respondió de inmediato a pesar de haber sido atacada", afirmó el viernes en un comunicado el jefe del Estado Mayor del ejército norcoreano, según la agencia oficial de noticias.

El asesor de seguridad nacional del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el domingo que todas las opciones "están sobre la mesa" en reacción al programa nuclear de Corea del Norte.

El vicepresidente de EE.UU. condenó la "provocación" que supone el último ensayo de misiles realizado por Pyongyang.

Pence aterrizó en la base aérea de Osan para dar inicio a un viaje de tres días que tiene como objetivo principal tratar la crisis abierta con el régimen de Pyongyang y sus continuas pruebas de armas de destrucción masiva. Lavrov: Ataque de EE.UU. amenaza solución pacífica en Siria El vicepresidente estadounidense también dijo que la "era de la paciencia estratégica" de su país con el Gobierno de Corea del Norte "se acabó" con la llegada al poder de Donald Trump, y tras las últimas acciones llevadas adelante por el gobierno norcoreano, "dos pruebas nucleares ilegales".

Corea del Norte dice que está preparada para una guerra total con Estados Unidos, y acusa a Washington y su aliado Seúl, de actos de provocación.

Las autoridades militares surcoreanas informaron que Corea del Norte intentó lanzar sin éxito un misil desde su costa este en la mañana del domingo.

"¿Por qué llamaría a China manipulador de moneda si están trabajando con nosotros en el problema norcoreano?", se pregunta en un tuit que cierra diciendo "¡Veremos lo que pasa!".

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Las declaraciones de Washington sobre una posible respuesta a Pyongyang se suman al despliegue del portaaviones nuclear USS Carl Vinson en la península.

Anteriormente, fue la conflictiva relación entre Corea del Sur y Corea del Norte la que encendió las alarmas en todo el mundo ante las amenazas de Kim Jong-un de lanzar sus misiles nucleares.

El director general de Organizaciones Internacionales de Corea del Norte, Kim Chang-min, aseguró hoy que la situación en la región es "extremadamente peligrosa", no descarta que pueda desatarse "una guerra", y acusa a Estados Unidos de preparar el terreno para "un ataque preventivo" para derrocar a Kim Jong-un.

  • Brenda Erickson