Maduro acusa a la oposición de emprender plan de violencia golpista

La víspera, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, denunció estos actos vandálicos durante una reunión de trabajo con el Gabinete Ministerial, efectuada en el Palacio de Miraflores (sede del Gobierno).

En los videos difundidos aparece Guido Rodríguez (cabecilla del ataque a la Magistratura) quien confiesa que dirigentes de Primero Justicia le pagaron 300.000 bolívares para ejecutar el hecho. En este sentido, anunció una gran jornada miliciana en defensa de la paz del país que arrancará el lunes a primera hora.

Según ha afirmado el presidente venezolano, las pruebas están en poder de la Fiscalía y el Ministerio Público.

"Nunca me ha temblado ni me temblará el pulso para hacer justicia para castigar férreamente a quienes quieren incendiar y llenar de violencia nuestra amada patria", recalcó.

"Ordeno al sebin a demandar a aquellos voceros de la oposición que están acusando de barbaridades y hechos indebidos que jamás en esta república se comenten..."

"Anoche Maduro dijo cosas insólitas, como por ejemplo que la detención de los hermanos Sánchez fue hecha infraganti y es mentira, ellos estaban ellos entrando a sus caros después de haber estado en una manifestación", dijo al considerar que las declaraciones del jefe de Estado son "una cortina de humo para desvirtuar lo que en Venezuela ha ocurrido, y es que hay un golpe de Estado y una reacción popular para que en Venezuela haya un proceso electoral".

Maduro autorizó al ministro de Interior, Néstor Reverol, y al jefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), Gustavo González López, a emprender también esas acciones.

El mandatario afirmó que los cuerpos de seguridad del Estado actúan con decoro y defienden la paz.

Manifestó que la oposición inició convocando movilizaciones a las cuales tiene derecho cualquier sector político social del país, como en todos los países, pero a lo que no tienen derecho es a utilizar las convocatorias públicas para generar violencia, enfrentamiento y buscar muerte y sangre como han intentado varias veces en el mes de abril.

  • Jerald Jones