La oposición acusa al gobierno de Maduro de organizar los saqueos — Venezuela

Algunos medios locales reseñaron el deceso y aseguraron que la víctima tenía 37 años y duró varias horas hospitalizada antes de morir.

Por su parte, el gobernador del central estado de Miranda y dos veces candidato presidencial, Henrique Capriles, se refirió también a este hecho y a los otros tres casos de fallecidos en esa localidad que ya habían sido contabilizados por varias autoridades. "Hasta el día de ayer, que lo sepa el mundo, en Venezuela han sido asesinadas seis personas por cuerpos de seguridad, por órdenes de Maduro", aseguró.

Es decir, en su condición de abogado protector de la élite que desgobernó al país durante la cuarta república, que prohijó sus más desvergonzadas trapisondas, que, en su oportunidad, se exculpó a sí mismo luego de haber sido el asesor de Carmona para la concepción del infame decreto a través del cual el breve dictadorzuelo eliminó de un plumazo todos los Poderes Públicos y la misma Constitución, delictual actuación por la cual, este astuto jurisconsulto, no ha rendido cuentas ante la justicia venezolana, se adelantó a dar su "autorizada" y clasista opinión para exculpar al caballero Capriles, sólo que en esta ocasión no ha de ser santa palabra como en otrora era costumbre.

Paralelamente, los dirigentes Alejandro y José Sánchez, hermanos integrantes de Primero Justicia (PJ) -el partido de Capriles- fueron detenidos en un hecho que la fuerza denunció ante el Ministerio Público (MP, Fiscalía) como una "desaparición forzosa". Las manifestaciones, que comenzaron el 4 de abril, han dejado seis muertos, cientos de heridos y casi 200 detenidos, que el Gobierno acusa de vandalismo y terrorismo.

Capriles aseguró necesario acrecentar la presión, tanto en Venezuela como desde el exterior, a su juicio esa será la manera en la cual el Gobierno de Maduro tendrá que convocar a un proceso electoral que permita acabar con la crisis del país.

El gobernador indicó que estos "actos vandálicos quedaron grabados", ocurrieron a "escasos metros" de donde estaban decenas de agentes de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada), que "no hicieron nada", y buscan desvirtuar las protestas antigubernamentales de los últimos días.

En respuesta a estos actos perversos, el pueblo venezolano junto al Gobierno de Nicolás Maduro, apuestan a la paz en el país y como muestra de ello, se ha conocido que más de 10 millones de venezolanos, se han abocado al goce, disfrute y santidad del asueto de Semana Santa 2017, mientras que una minoría intenta sabotear y generar caos en municipios gobernado por la derecha.

Explicó que las protestas y saqueos en Los Teques, capital del Estado Miranda, fueron provocados por la oposición venezolana que llamó a la gente a salir a las calles.

  • Lola Watson