Paraguay: Horacio Cartes desiste de buscar la reelección

Esa sanción, calificada de ilegal por Acevedo, provocó graves incidentes ese día frente al Congreso, que fue incendiado parcialmente por manifestantes contrarios al proyecto de enmienda.

"Espero que este gesto de renunciamiento sirva para la profundización del diálogo dirigido al fortalecimiento institucional de la República, en armónica convivencia entre los paraguayos", agregó la nota, publicada en la cuenta de Twitter del mandatario.

Su postura se da tres semanas después de que senadores que responden a sus intenciones -incluidos llanistas y luguistas- sesionaran en paralelo y orquestaran un proyecto de enmienda constitucional sobrepasando la institucionalidad de la Cámara Alta y de sus autoridades legalmente constituidas.

La Carta Magna vigente en Paraguay, aprobada en 1992, prohíbe la candidatura de un mandatario para un segundo período de gobierno, aunque no sea consecutivo.

Horas más tarde, miembros de la Policía allanaron la sede del Partido Liberal, acción en la que murió Quintana, presuntamente por el disparo de un agente.

Señaló que guarda en su corazón un inspirador mensaje de Su Santidad el Papa Francisco, del pasado 2 de abril, con una invitación a perseverar sin cansarse, "evitando todo tipo de violencia, buscando soluciones políticas".

"Vamos a seguir trabajando en esa línea, tenemos obras por inaugurar, fábricas por inaugurar, Paraguay sigue siendo el país más competitivo de la región".

Sin embargo, se espera un pronunciamiento por parte de Velázquez, una vez conocida la decisión de Cartes de renunciar a su candidatura en 2018.

"El gesto que realmente valdría es que retiren la enmienda".

Cartes llegó a la presidencia en 2013, cuando aseguró que no estaba interesado en su propia reelección.

Aunque la marcha convocada para mañana está en debate, sí está definido que los sectores que rechazan la reforma se reunirán para resolver los próximos pasos y luego darán una conferencia de prensa.

Sobre la agenda a tratar, Velázquez afirmó ayer que "no se estableció ningún tema sobre el cual conversar, pero me imagino que es por el tema de la enmienda" constitucional.

El proyecto fue aprobado el 31 de marzo por 25 senadores en una votación que transcurrió en la oficina parlamentaria del Frente Guasú, del expresidente Fernando Lugo, y sin la presencia de Acevedo y del resto de legisladores. Una posibilidad que era contemplada en el marco de una resistida enmienda constitucional.

  • Lola Watson