Se pierde Tom Brady visita a la Casa Blanca

Tom Brady, querterback de los Patriotas, no participará en la ceremonia con el presidente de los Estados Unidos debido a "asuntos familiares", así lo reveló la oficina de la Casa Blanca.

Donald Trump recibió a los Patriotas de Nueva Inglaterra en la Casa Blanca, sin embargo, es sabida la negativa de varios jugadores del equipo campeón de la NFL a ir al evento por sus diferencias con la forma de gobernar del Presidente de los Estados Unidos.

El elogiar la histórica remontada de los Patriots en contra de los Atlanta Falcons en el pasado Super Bowl, el dignatario comparó la proeza nada más y nada menos que con su propio triunfo electoral.

Trump, fanático de Patriotas, declaró que la coronación fue "un trabajo de equipo".

"Los benditos expertos... cuánto se equivocan, ¿eh?"

Un jugador que sí apareció sorpresivamente en una conferencia de prensa de la Casa Blanca antes de la ceremonia oficial fue Rob Gronkowski, quien asomó la cabeza por una puerta en la sala de prensa, mientras Sepan Spicer atendía a los medios.

Hernández jugó con los Patriots de 2010 a 2012.

Un vocero del equipo dijo que tenían conocimiento de la muerte de Hernández pero que no esperaba que el club hiciera una declaración.

Además, el legendario quarterback Tom Brady, amigo cercano de Trump, tuvo que cancelar de último momento citando "una situación familiar", y su ausencia se sumó a la de cerca de una veintena de sus compañeros que decidieron no acudir por motivos políticos derivados de las posturas conservadoras del empresario convertido en mandatario.

Hernández cumplía con una sentencia de cadena perpetua por un asesinato en 2013, y la semana pasada había sido exonerado de otros dos homicidios.

Kraft fue uno de al menos siete dueños de equipos de la NFL que donaron un millón de dólares cada uno al comité inaugural de Trump, según un nuevo informe sobre donativos.

  • Lola Watson