Tensión en el mundo por ataque de EE.UU a Siria

La embajadora estadounidense ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Nikki Haley, aseguró la noche del viernes que si bien el Gobierno sirio es responsable del supuesto ataque químico en la ciudad de Jan Sheijun, en Irán y Rusia recae la "grave responsabilidad" de haber respaldado y protegido al presidente de Siria, Bashar al-Asad. "Pero tras el ataque estadounidense, ya no tiene sentido", apuntó Gatílov y lamentó que la acción haya hecho retroceder la perspectiva de cooperar en la lucha contra los terroristas en Siria.

El ataque de este sábado ocurre después de que Washington profundiza su participación militar en Siria, con el disparo desde buques de guerra de unos 60 misiles desde el Mar Mediterráneo contra una base aérea del ejército sirio en la provincia de Homs.

El Observatorio indicó que en la base aérea estaban de guarnición numerosos aviones de fabricación rusa Sujoi 22, Sujoi 24 y Mig 23, además de albergar infraestructuras como hangares, defensas antiaéreas, depósitos de combustibles y dependencias para oficiales.

Rusia e Irán son los principales valedores del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, que ha logrado imponerse en el terreno militar sobre la oposición armada gracias sobre todo al apoyo militar de esos dos países.

El gobierno sirio ha negado en todo momento el uso de armas químicas contra su población y, hasta ahora, había responsabilizado a la antigua filial de Al Qaeda por almacenar las sustancias tóxicas en Jan Shijún.

Ambos presidentes insistieron en necesidad de realizar una investigación "objetiva e imparcial" del supuesto ataque con armas químicas en Siria.

Los aliados de Siria monitorean los pasos y movimientos de EE.UU. así como sus intentos de controlar territorios soberanos de Siria, "ha sobrepasado las líneas rojas, y a partir de ahora, vamos a responder fuertemente a cualquier agresión y cualquier acción que las sobrepase por parte de quien sea".

Mientras tanto, el Reino Unido y Francia ofrecieron su respaldo sin reservas a los más de 50 misiles lanzado desde portaviones de Estados Unidos a bases militares en Siria.

"Se trata de una flagrante violación de la ley internacional", afirmó el representante ruso ante el Consejo de Seguridad, Vladimir Safronkov, en una reunión de urgencia convocada para analizar el conflicto sirio.

  • Lola Watson