Maduro: Vamos a construir una constituyente social y Bolivariana

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo hoy que los sectores que se niegan a dialogar sobre la Constituyente que propuso son la cúpula de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la principal patronal del país, Fedecámaras, y la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV).

En un debate en el que sólo participaron los diputados opositores se aprobó el acuerdo "sobre la inconstitucionalidad y nulidad de los decretos (.) sobre la fraudulenta convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente hecha por el presidente de la república en consejo de ministros".

En su alocución, Jaua recordó los esfuerzos del comandante Hugo Chaváz para impulsar un proceso constituyente en 1999 que incluyera aquellos grupos sociales desplazadas por los gobiernos de la Cuarta República, como el pueblo indígena y campesino.

Asimismo indicó que en el marco del llamado al poder constituyente originario, han sido escuchados todos los sectores religiosos en diálogo ecuménico e igualmente a más de mil empresarios que asistieron al encuentro empresarial.

Indicó que aunque en los artículos de la Constitución donde se establece la Constituyente no se menciona que se debe hacer un referéndum, la Carta Magna debe interpretarse "integralmente", pues señaló que en ella se indica que se debe acudir a este mecanismo "incluso para asuntos de interés parroquial".

Dijo que con la iniciativa el pueblo decidirá el futuro de la nación.

La oposición acusa a Maduro de usar el proceso constituyente para postergar las elecciones de gobernadores, pospuestas desde el año pasado, la elección de alcaldes originalmente prevista para este año y probablemente la elección presidencial del año próximo y así evitar una derrota en las urnas ante el creciente descontento hacia el gobierno por la crisis que enfrenta el país.

En este sentido, Barboza exigió al jefe de Estado que retire la convocatoria a la Constituyente y a hacer lo "necesario para que se apruebe un cronograma electoral".

El anuncio de Maduro se dio en medio de una ola de protestas contra el gobierno que ya lleva 40 días y que ha dejado un saldo de 40 muertos en todo el país, cientos de heridos y detenidos.

  • Lola Watson