Michel Temer: No renunciaré y exijo un esclarecimiento de todo

"En ningún momento autoricé que se pagara a nadie, no compré el silencio de nadie". Pero el presidente se resiste a dejar el cargo, acusó a sus opositores de montar una conspiración política y pidió al STF escuchar el audio que lo incrimina.

Otro nombre que se baraja entre los caciques de la política que dominan el Congreso es el de Nelson Jobim, ex presidente del Supremo Tribunal Federal que fue ministro en las gestiones de Cardoso, Lula y Dilma Rousseff.

Los hermanos Batista, que también estaban investigados por la Lava Jato, llegaron a un acuerdo de delación premiada con la Procuraduría General de la República (PGR) para aportar pruebas del involucramiento de Temer en varios esquemas de corrupción que irrigaban a su partido con fondos de grandes empresas beneficiadas con políticas a su medida.

Sin embargo, la información divulgada por O Globo, tanto la de la grabación como la de la renuncia fue desmentida por Michel Temer quien dio sus primeras declaraciones tras el escándalo en una conferencia de prensa, en la que emitió una declaración sin aceptar preguntas. El empresario le contaba que ya se le había pagado R$ 500.000 (unos US$ 160.000) a emisarios de Cunha y que el trato era mantener esa "semanalidad" a lo largo de 20 años. Según el artículo de Globo, Batista grabó subrepticiamente las conversaciones con Temer y Neves y se las dio a las autoridades como parte de su arreglo judicial.

La Constitución de Brasil establece que ante la salida del presidente y el vicepresidente, el titular de la Cámara de Diputados asumirá el poder y convocará elecciones internas en el Congreso para elegir al nuevo presidente, que gobernará el país hasta el final del mandato.

"Mi único compromiso es con el Brasil y sólo este compromiso es el que me guía", finalizó el mandatario.

Ante ese escenario y para protegerse de las pérdidas, las operaciones fueron suspendidas a las 10.21 hora local.

Por su parte el ex presidente Fernando Henrique Cardoso, uno de los líderes más respetados entre los socialdemócratas dijo que "si las alegaciones de defensa no son convincentes -y no basta con alegar que son necesarias evidencias-, los implicados tienen que tener el deber moral de facilitar la solución, aún con gestos de renuncia". La situación de Temer es tan crítica que incluso un grupo de diputados de segundo nivel de uno de los principales sostenes del Gobierno, el Partido Social Demócrata Brasileño (PSDB), ha anunciado que se sumarán a las solicitudesde impeachment ya presentadas por algunos diputados de la oposición.

  • Lola Watson